"A todos los que desean evitar y someter la pereza de la mente y el extravío del espiritu con la provechosa ocupacion de las manos y la deleitosa contemplación de nuevas cosas"
Téofilo,
libro de las diversas artes
s, XII.



PROPIEDAD INTELECTUAL

La propiedad intelectual es un tipo de propiedad que pertenece al autor por el solo hecho de la creación original de una obra literaria, artística o científica (art. 1 LPI ), que le confiere derechos de carácter personal y patrimonial, consistentes en la plena disposición y derecho exclusivo a la explotación de la obra, sin más limitaciones que las establecidas a la leí. Esto implica que la obra no puede ser utilizada o usada sin la previa autorización, onerosa o gratuita, del autor. La propiedad intelectual tiene su manifestación en dos tipos de derechos: los morales y de explotación.

Cortitos...muy animados

septiembre 04, 2008

Aquí os dejo un par de cortos animados con los que seguro os vais a reír de verdad, me los paso mi hermana Marta y si tuviese que escoger uno de los dos, no sabría cual...son encantadores ¡¡...¿con cual os quedaríais vosotros? .





" A fuerza de divertirme "

septiembre 02, 2008

Este cuadro realizado en 1954 por el pintor malagueño se vendió en Australia el pasado mes de junio por 4,1 millones de euros (6,9 millones de dólares australianos), el mas caro nunca vendido en este pais. Sylvette, como se llama la obra, se subastó en la galeria Deutscher-Menzies y forma parte de una colección de 40 retratos de una joven de 17 años Sylvette David, vecina del artista en el sur de Francia y que luego se convirtió en una prestigiosa artista.


El otro Picasso
Luis Riesgo Ménguez Carmen Pablo de Riesgo. - Madrid. - 01/11/1981


No creemos que presten un buen servicio a Picasso los que, obsesionados por la carga emocional y el simbolismo del Guernica, olvidan otras épocas de su pintura más comprensibles y al alcance de todos. ¡Qué poco se ha hablado, por ejemplo, en estos días de su centenario, de esos períodos azul y rosa en que -como escribe Venturi- su simpatía por la gente humilde y su miseria, por los payasos de circo y su tristeza, se manifiesta con una delicadeza y ternura infinitas! Muy posiblemente, cuando los años pasen y cicatricen dolorosas heridas, ése será el Picasso que perdure en la admiración de las generaciones futuras.Que el mismo Picasso no está muy lejos de esta idea parece desprenderse de la carta en que -refiriéndose despectivamente a quienes "cuanto menos le comprendían, más le admiraban"- se desahoga con el escritor Giovanni Papini: "A fuerza de divertirme (está hablando de su época cubista) con todos estos juegos, con todas estas paparruchas, con todos estos rompecabezas, jeroglíficos y arabescos, me he hecho célebre, y muy rápidamente. Y la celebridad significa para un pintor venta y ganancias, fortuna y riquezas. Y hoy, como usted sabe, soy célebre, soy rico. Pero cuando estoy a solas conmigo mismo no tengo el valor de considerarme como un artista en el sentido grande y antiguo de la palabra. Grandes pintores fueron Giotto, Ticiano, Rembrandt y Goya: yo soy solamente un entretenedor público que se ha aprovechado lo mejor que ha podido de la imbecilidad, la vanidad y la avidez de sus contemporáneos. La mía es una amarga confesión, más dolorosa de lo que pueda parecer, pero tiene el mérito de ser sincera". Sin comentarios./

© Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200
©
Prisacom S.A. - Ribera del Sena, S/N - Edificio APOT - Madrid [España] - Tel. 91 353 7900